27 sept. 2016

Midi dress.

vestido VIPme tacones OASAP HEELSANDROSES Elisabeth Oviedo blog moda vestido palabra de honor falda de vuelo rosa (16)


"Prometo decir "no" cuando quiero decir "no". Decir "sí" cuando de verdad lo sienta. Prometo ser más sincera conmigo misma y más honesta con el resto. Prometo no guardar un sentimiento. Prometo no acostumbrarme nunca, y aquí te incluyo. Prometo decir todo lo que me apetezca. Prometo no preocuparme por lo que se me escape de las manos. Prometo no dar explicaciones que no van a ser entendidas. Prometo no excusarme. Prometo buscar ese par de zapatos que demuestren el esfuerzo por haberlos conseguido. Prometo adquirir ese vestido que me salvaría de una noche no planeada y de una entrevista de trabajo." 

"Prometo viajar más. Prometo tener presente que, igual que un día se está arriba, también hay etapas para estar abajo. Prometo sobrevivir al cambio. Prometo no ocupar el lugar que no me pertenezca ni asistir a lugares donde no haya sido invitada. Prometo contar hasta cien y no decir nada si lo que vaya a decir, como dicen, no merece más que silencio. Prometo despertarme por si lo necesitas. Prometo aprovechar los domingos. Prometo no beberme cada noche de sábado. Prometo pensar menos en el futuro. Prometo buscar cada término que desconozca. Prometo preocuparme sólo por aquello que requiera mi interés. Prometo darte un beso de buenas noches. Prometo no marcharme sin decir te quiero."

*Fuente: Café Desvelado.

19 sept. 2016

Summer look, summer vibes.

crop top vuelo con shorts rojos HEELSANDROSES sombrero paja cuñas marrones zara (7)


Como respirar profundo, llenar los pulmones y soltar lentamente todo el aire. Sentir la brisa del mar acariciando el rostro. Reír a carcajadas, hasta que te duela la barriga y se salten tus lágrimas. Estar en tu rincón favorito del mundo, o mejor aún, que tu rincón favorito del mundo sea una persona especial. Porque no importan el dónde, sino el con quién. Que llueva ahí fuera, o que te llueva encima, sin paraguas, andando o en moto. Porque, eh, es sólo agua. Como llegar a la cima más alta de aquella montaña y abrir los brazos como si fueran alas. Al igual que el olor a café recién levantada. Los primeros rayos de sol que aparecen por la ventana. Ver atardecer en la playa. El sabor inconfundible del chocolate con leche. La sensación de correr hasta que te duelan los pies y tu cuerpo no aguante ni un segundo más. Pero seguir. Porque quien tiene magia, no necesita trucos. Y volver a reír. Cinco minutos más en la cama al sonar el despertador. Cantar en la ducha, alto. Bailar en plena calle. Sin ton ni son, un no ni ná. Como nadar, hasta perder la cuenta de los largos. Al igual que soñar con los ojos abiertos, mejor despierto. Contar los lunares que tiene tu espalda. Imaginar constelaciones inventadas en el cielo. Perderse por callejones, reinventarse. Pero si todos los caminos llevan a Roma, ¿cómo se sale de Roma? La miel en los labios. Las manos en la harina. El olor a comida caliente. O mejor, el olor a Málaga. Porque tiene un olor, ¿sabes? Como despeinarte, y que no te importe. Dar el salto más alto. Subir todas las escaleras. Pasar del ascensor. Correr hacia casa. Perder el bus, que de igual. El primer trago de la cerveza más fría. Como la sensación de haber parado el tiempo, o mejor aún, restarle toda la importancia al minutero del reloj.


12 sept. 2016

Escote Bardot.

escote bardot HEELSANDROSES ELISABETH OVIEDO(10)

     ¡Buenos días por la mañana bellezas del ciberespacio!

     Estoy de vuelta. Nunca había sonado tan bien la unión de esas tres palabras. Sentir algo tan similar a volver a respirar. Alguna vez se escuchó a alguien sabio decir que el final del camino no es más que el comienzo de uno nuevo, ¡y qué razón tenía!. Y es que la vida es un giro, de más de un sentido, como dice el gran Macaco. Por norma general no dejará de girar, al igual que una noria que nunca cesa, muchas veces en direcciones contradictorias, pero recordar que aunque la vida de más vueltas que una noria, quien las quiera dar, las dará contigo.

     Bendita salud. No se sabe apreciar lo que tenemos hasta que se pierde. Cosas tan básicas como levantarte y poder salir disparado a correr.
     ¡Y bendita libertad!. Qué curiosos somos los seres humanos. Nos obsesionamos con cosas tan tribales como las vidas ajenas.

     Y dejando más de lado la parte filosófica que tanto sabéis que me encanta, os dejo un look que mezcla gamas cromáticas marrones y azules, así como el tan famoso escote Bardot de la temporada.

     Os mando besotes aplastantes y, ¡recordar! el mejor complemento para toda la semana, una sincera sonrisa.