31 dic. 2018

Este 2018...


Ha sido una auténtica montaña rusa de emociones sin fin.  Hace 365 días que te reté en estas mismas líneas. Comenzamos juntos un camino de 365 días con 365 oportunidades de conseguir todas las metas planificadas. Y definitivamente, ¡la hemos pasado canutas! pero ¿sabes qué? ¡lo hemos conseguido TODO! Sinceramente, sí, lo has logrado. No has dejado de sorprenderme. Justo en ese momento en el que todo parecía estar bajo control descolocaste todas las fichas del puzzle de mi vida. Y aunque en ese momento todos los muros se empezaron a derribar sobre mí, hoy sólo puedo dar gracias a todos esos días malos.

Poco después de comenzar nuestra andadura, pusiste en mi camino a una personita extraordinaria que ha remado en mi misma dirección ante todos los obstáculos planteados. Y que casualmente, está sentada ahora mismo a mi lado. Casi en la misma época me hiciste cambiar de vida laboral, de la forma más imprevista posible me pusiste todo patas arriba. Y como no hay mal que por bien no venga, esperaste el momento oportuno para poner ante mí la oportunidad perfecta, en el momento más indicado. Eso sí, hay que decir que quien esperó, desesperó. Y que yo desesperé. Pero no se puede obviar que gracias a esa etapa has dado otro paso hacia delante en mi vida estudiantil y que ahora sí que puedo proclamar alto y claro que poseo un MBA , ya que he podido finalizar con excelente resultado mi Master en Business Administration. (¡AL FIN!).

Hemos quemado juntos los carriles bici de Barcelona de lunes a domingo, bajo el sol y la lluvia, ¡no importaba! He volado siete metros sobre el cielo de euforia y emoción, a la par que he caído también nueve bajo tierra de desesperación. Sin embargo, siempre mirando hacia delante para conseguir ver la luz al final del túnel y sin perder esa característica chispa de locura que le da luz a la cordura. En este rol han jugado un papel importantísimo esas personas a las que tantísimo admiro y quiero, que día tras día me daban la fuerza y la rabia suficiente para seguir luchando con uñas y dientes por mis sueños, recordándome quién soy y quién quería llegar a ser.

Has sido un total de treinta y nueve vuelos llenos de emoción y aventura. Has sido cumplir 26 años en mitad de un convoy en un punto de Noruega que ni sé. Soplando una bengala en mitad del tráfico mientras comenzaba a nevar. Apunto de no llegar a un aeropuerto de vuelta a casa. Has sido tan colorido como un festival de los tulipanes en Ámsterdam, al más puro estilo de follow the lider. Has sido tan  emocionante como un enorme paseo en barco en Malta, del gozo al pozo, en una excursión con barra libre en el mismo bote. Has sido tan delicioso como unas ensaimadas mallorquinas para desayunar, recorriendo toda Mallorca en coche en un fin de semana en el viaje más precipitado y alocado de todos. (Alguien dijo que no podía estar con quien no podía viajar). Has sido tan impresionante como unas vistas del lago Bled, viajando a Zagreb, y haciendo todo un recorrido en coche pasando fronteras por Mostar, Split, y Toguir hasta llegar a Dubrovnik. Has sido tan histórico como un paseo por Praga, degustando su preciada cerveza, pato, y gulash de ternera en el pan más típico y crocante de todos.

Has sido tan grandioso como un viaje a Tailandia, descubriendo una cultura nueva, rompiendo cualquier estereotipo y pateando de punta a punta todas las ciudades. Has sido tan caluroso como Bangkok, y tan frío como Moscú. Has sido tan paradisíaco como Phuket y Phi Phi Island dentro de nuestro precioso Princess Resort! Pero también has sido un hostel en Krabi, y una noche en el aeropuerto de Moscú. ¡Y no sólo eso! Has sido tan cercano como Cadaqués, Roses o Cap de Creus. Has sido la más grandiosa melodía de Jazz en Barcelona. Has sido tan ansiado como un delicioso bol de cereales de colores Barcelona. Has sido tan apasionado como una noche en Ginette. Un viaje por la costa brava. Un paseo por Toulouse y Albi, devorando una de las mejores foundue de queso. Has sido tan medieval como Vic. Has sido El Vendrell, y mucha Badalona. Has sido un año más Granada, pero también tantísimas veces mi Málaga La BellaY tantísimas veces Vélez-Málaga. Porque todos necesitamos un poco de Sur para poder seguir viendo el Norte.

Has sido AU, AU, AU al más puro estilo de la Spartan Race de Barcelona, y esa sensación de euforia al cruzar la línea de meta acompañada de ti. Has sido Cursa de Poblenou pero también de la Mercabarna.

Has sido cervezas y chimenea, pero también deportivas y montaña. Has sido coco y rosas. Has sido aprender a bailar bachata. O intentarlo. Has sido 27. Has sido un para siempre. Has sido tanto, que has corrido a la velocidad más fugaz de la luz.

Me has permitido crecer profesionalmente, hasta obtener las responsabilidades que siempre había querido. Me has provocado a seguir formándome y acabar todo lo que tenía entre manos. Me has retado a levantarme a las cinco de la mañana. Has hecho zarandear todo y cambiar para adaptar. Has hecho correr por mis venas una vez más ese hambre de conocimiento, esa hiperactividad, ese no parar, esa energía positiva, esa carcajada de felicidad.

Sin lugar a dudas, nunca puede faltar el verbo agradecerGracias, 2018, por hacerme tan feliz y por provocarme tanto daño. Porque gracias a ti he aprendido aun más.Porque no todo es bonito. Pero todo tiene su parte positiva. Gracias a todas las personas que me quieren de verdadde corazón, y me siguen empujando al vacío para que siga aprendiendo a volar más alto. Por estar siempre ahí, apoyando cualquiera de mis aventuras, por alocadas que parezcan y aunque carezcan de sentido común. Por demostrarme cada día que se puede, que puedo, que somos pura fuerza. Por visitarme, por hacerme sentir arropada. Por demostrarme que nunca estaré sola. Por quererme tanto. Por estar orgullosos de mí. Y por decirlo alto y claro. Gracias por querer siempre para mí lo mejor.

Y yo, a ti, 2019, sólo te pido... que nos sigas dando esa salud de roble que aguanta los vientos más fríos. Que nunca nos flaqueen las fuerzas para seguir luchando por todos nuestros nuevos retos en mente con uñas y dientes. Que se empiece y se termine el año volando, con ese peculiar taconeo en un aeropuerto de cualquier lugar del mundo. Visitando lugares impensables, pero también muchas veces mi preciosa tierra malagueña. Que sigamos avanzando académica y profesionalmente. Que siempre nos levante esa energía positiva, aunque todo se derrumbe, aunque parezca un túnel sin luz al final. Que siempre haya esa chispa de locura que debe tener toda cordura. Y que nunca falte un buen vino con cualquier razón para brindar. Y un toque de queso ante cualquier problema.

Te pido más días con la familia que se elige. Esos amigos que van contigo a cualquier aventura. Te pido más noches de bailar hasta que se nos rompan las suelas de los zapatos. Te pido seguir descubriendo esos millones de sitios donde se puede comer. Te pido más Jazz. Te pido más deporte, más Spartan Race, más lugares bonitos que descubrir. Más aeropuertos. Más planes improvisados. Y planeados al detalle, también. Te pido más aire en la cara, del frío. Te pido más sonrisas. Reír hasta llorar. Más amaneceres, atardeceres y constelaciones. Te pido más unión, menos radicalismo. Te pido opiniones sinceras y conversaciones estables. Te pido más conciertos. Te pido más sesiones de fotos. Más de lo que nos hace estar feliz. Te pido arañar con garras todos nuestros propósitos. Que nos riamos de nosotros mismos. Y de todo. Que hagamos del mundo un lugar un poco más bonito. Que nos levantemos cada mañana con un reto en la mente y lo superemos con creces. Que no nos falten alas para volar alto.

como son mis mejores deseos, te los deseo a ti también, que lees esto ahora. 

Querido 2019. Te reto. Vamos a volver a empezar a comernos con papas esas 365 oportunidades que nos da la vida para, un año más, seguir luchando por todo aquello que deseamos. No nos va a conseguir parar nada. 



¡FELIZ AÑO NUEVO!

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Me alegra leer que hayas tenido un 2019 tan animado, que los bajos no hayan superado tus altos el año anterior y que todo lo que tengas este año que entra sea felicidad junto a la gente que amas.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por cada comentario, sois geniales! ♥
Thanks a lot for every comment, you are great ! ♥

Dedicatoria

Esta obra conlleva una especial dedicatoria para personas muy importantes en mi vida. Entre ellas destacar a mi madre, por su infinita paciencia, su compresión, su perfección personificada, su humildad, sus ganas de vivir la vida a cada instante, su sonrisa imborrable y su positivismoante cualquier obstáculo. A mi padre, por su esfuerzo, su sacrificio, su infinita bondad, su optimismo, su voluntad para seguir luchando día a día y su sonrisa cada vez que lo miras. A mi hermano, por estar ahí en cualquier momento, sus consejos, su filosofía, su inteligencia y su astucia. A mihermana, por ser el torbellino que le da vida a este hogar, por su fuerza interior, sus ganas de reír en cualquier momento, su firmeza cuando las circunstancias lo requieren y sus brillantes ideas. En definitiva, darles las gracias a estos pequeños personajes por su existencia, por estar ahí siempre, en los buenos y en los malos momentos. Por hacer que esos malos momentos se conviertan en buenos, por su apoyo incondicional, por su valoración, su dedicación y su cariño. Sólo puedo decir,gracias.

Redes sociales

Twitter Facebook Bloglovin Google+ Trendtation