7 nov. 2018

Un fin de semana por Roses, Cadaqués, Cap de Creus, Girona y Collioure. ☼


¿Qué si se puede hacer todo eso en un sábado y un domingo? A quien madruga ... la carretera le ayuda. Por lo que aquel sábado tempranito nos dispusimos camino a Roses ni cortos ni perezosos. La verdad, es que llevando ese gran nombre este precioso pueblecito costero, ya estaba tardando yo en visitarlo :)

Decidimos alojarnos en el Hotel Ciutadella Roses, a tan sólo unos minutos andado del paseo marítimo y la zona de la playa. El personal fue super atento y agradable con nosotros, además de tener a la mañana siguiente un desayuno buffet de diez. De esos en los que se te olvida que eres una intento de persona fit

Llegando con el coche nos encontramos con la ciutadella de Roses, la cual es una ciudadela renacentista con ruinas de un antiguo asentamiento griego y tiene en su interior un monasterio medieval. La grandeza de su fortaleza es algo digno de admirar.

Es totalmente obligatorio dar una vuelta por el paseo marítimo de Roses después de comer en uno de sus tantos restaurantes, respirando ese olor a brisa marina tan característico que tiene, hacer un par de fotos, ¡y seguir la ruta!

Paseo marítimo de Roses 

Camiseta/T-shirt: SheInside


Una vez visto pusimos rumbo a Cap de Creus, con la intención de ver atardecer en el punto más oriental de la península ibérica. Si no habéis estado, es otra visita obligatoria de la zona. Simplemente subir allí arriba y dejarse sorprender por las vistas y la magia que se respira en el lugar. Además, desde Roses, tan sólo tardamos unos 40 minutos en llegar allí. (Solamente hay que tener un poco de suerte para poder aparcar lo más cerca posible al faro... y sino, tocará andar un poquito cuesta arriba). 

Cap de Creus



Y como no podía ser de otra forma, disfrutamos de un precioso paseo al anochecer bordeando la costa de Cadaqués. ¿Qué tendrá este lugar para conseguir hechizar? Nos regala un entorno natural repleto de calas de ensueño. Para mí, uno de los más bonitos de toda la Costa Brava.

A la hora de cenar, intentamos sin suerte acudir al Restaurante El Barroco (ya que habíamos investigado por Internet y nos entusiasmaba la idea de ir), pero ¡estaba cerrado! Después de ello, mi hermano nos recomendó ir al Restaurante Celeste, pero tampoco tuvimos suerte (hacía falta reserva y no aceptaban tarjetas de crédito). Como siempre a la tercera va la vencida, y tuvimos el placer de encontrar un sitio de platos italianos llamado Raviyu donde comimos de lujo.


Cadaqués



Volvimos a Roses para dormir en nuestro hotel y a la mañana siguiente nos dispusimos a cruzar la frontera con la intención de visitar un precioso pueblito llamado Collioure. Sin lugar a dudas, es una perla de la cosa Bermeja y forma un encanto increíblemente pintoresco. No es muy grande, por lo que lo pudimos recorrer en apenas una mañana, pero tiene un encanto especial. Además de ello, nos encontramos con el típico mercado en medio de la plaza del pueblo con sus productos más característicos.

Collioure



El domingo llegaba a su fin y nos vimos obligados a poner rumbo de nuevo hacia Barcelona. No sin antes hacer una parada para recorrer un poquito de la preciosa ciudad de Girona y disfrutar de una merienda de primera categoría en la heladería Rocambolesc.

Heladería Rocambolesc - Girona



¡Y a todo esto da tiempo en dos días muy bien aprovechados! Gracias a mi querido compañero de aventuras, que sigue cada uno de mis pasos más alocados. 

Para los que me seguís en Instagram... habréis visto que estos viajes que os cuento van con un poquito de retraso, ¡pues esto pasó en Septiembre! pero prometo poneros al día de todo todo todito :) 


Cualquier cosita que necesitéis, no dudéis en preguntar ;) 



"No hay mayor locura que buscar la cordura." 

You Might Also Like

2 comentarios

Muchísimas gracias por cada comentario, sois geniales! ♥
Thanks a lot for every comment, you are great ! ♥

Dedicatoria

Esta obra conlleva una especial dedicatoria para personas muy importantes en mi vida. Entre ellas destacar a mi madre, por su infinita paciencia, su compresión, su perfección personificada, su humildad, sus ganas de vivir la vida a cada instante, su sonrisa imborrable y su positivismoante cualquier obstáculo. A mi padre, por su esfuerzo, su sacrificio, su infinita bondad, su optimismo, su voluntad para seguir luchando día a día y su sonrisa cada vez que lo miras. A mi hermano, por estar ahí en cualquier momento, sus consejos, su filosofía, su inteligencia y su astucia. A mihermana, por ser el torbellino que le da vida a este hogar, por su fuerza interior, sus ganas de reír en cualquier momento, su firmeza cuando las circunstancias lo requieren y sus brillantes ideas. En definitiva, darles las gracias a estos pequeños personajes por su existencia, por estar ahí siempre, en los buenos y en los malos momentos. Por hacer que esos malos momentos se conviertan en buenos, por su apoyo incondicional, por su valoración, su dedicación y su cariño. Sólo puedo decir,gracias.

Redes sociales

Twitter Facebook Bloglovin Google+ Trendtation